USO reclama que los riesgos psicosociales se incluyan en el cuadro de enfermedades profesionales

USO reclama que los riesgos psicosociales se incluyan en el cuadro de enfermedades profesionales

En el 2020 se notificaron 27.292 partes de enfermedades profesionales, sobre todo, en el sector servicios. USO reclama que los riesgos psicosociales se incluyan en el cuadro de Enfermedades Profesionales

Las enfermedades profesionales son las contraídas a consecuencia del trabajo por cuenta ajena. Deben producirse en las actividades que se especifiquen en el cuadro aprobado por las disposiciones de aplicación y desarrollo. Y tienen que estar provocadas por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional recogida en el RD 1299/2006.

USO reclama la inclusión de los riesgos psicosociales en el listado de enfermedades profesionales, ya que los daños producidos por este tipo de riesgos no están reconocidos como tal. Por tanto, las dolencias que provocan pasan a ser contingencias comunes. Esto conlleva un doble perjuicio: para la persona afectada (menor cuantía económica, cobertura y seguimiento); y para el resto de sus compañeros y compañeras en la empresa, porque una enfermedad profesional no reconocida no se previene.

La falta de reconocimiento de los trastornos psicosociales y cómo deriva en una enfermedad condena a estas enfermedades a una infradeclaración absoluta. El mismo camino que recorre el reconocimiento del cáncer con origen profesional, como veremos más adelante. La infradeclaración es el primer escollo para prevenir una enfermedad profesional. Si no se declaran, parecen no existir, y no se previene lo que no existe.

27.292 partes de enfermedades profesionales en 2020

Durante 2020, se notificaron, a través del sistema CEPROSS, un total de 27.292 partes. De ellos, 14.035 son de mujeres, lo que supone un aumento de 3.210 con respecto al año 2018.

De estos partes, 12.877 fueron con período de Incapacidad Temporal, mientras que 14.415 fueron comunicados sin IT. De la distribución por sectores y sexo, se desprende que el sector servicios es el que más notifica. Por su parte, el sector agrario es el más equilibrado en cuanto al sexo.

¿Qué produce una enfermedad profesional?

Las enfermedades profesionales se distribuyen por grupos conforme al agente que las produce. De esta forma, se representan en el siguiente gráfico, de donde se desprende que el cáncer laboral no existe, o bien no se declara como tal.

Prevalencia de los trastornos musculoesqueléticos o TME

Teniendo en cuenta el grupo de enfermedad y al agente causante de la enfermedad, destacan, por encima de todas, las causadas por agentes físicos que provocan los trastornos muscoloesqueléticos:

  • Enfermedades provocadas por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo: enfermedades por fatiga e inflamación de las vainas tendinosas, de tejidos peritendinosos e inserciones musculares y tendinosa con 13.584. De ellos, 6.405 han requerido período de IT. Más de la mitad, 3.597, han correspondido a hombres.
  • Enfermedades provocadas por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo: parálisis de los nervios debidos a la presión, con 7.889 partes. 3.697 han derivado en una IT. En este caso son las mujeres las que concentran más de la mitad: 2.506.
  • Enfermedades osteoarticulares o angioneuróticas, provocadas por las vibraciones mecánicas, con 230. 107 han requerido un período de IT.

Por ocupaciones, destaca el código 92, “Otro personal de limpieza”. Supone 2.593 de los partes comunicados. Lo sigue “81, Operadores de instalaciones y maquinaria fijas”, con 2.077; y “77, Trabajadores de la industria de la alimentación, bebidas y tabaco”, con 1.893 partes comunicados.

Se puede observar que la política gubernativa para controlar el ascenso de las enfermedades profesionales, que se realiza a través del Sistema de Alertas, no ha funcionado, pues se constata un aumento en estas ocupaciones con respecto al año anterior.

En cuanto a la evolución del número y de la duración media de los partes cerrados como Enfermedad Profesional con baja durante 2019, fueron 11.048, con una duración media de 87,49 días.

Covid-19, enfermedad profesional para sanitarios

A través del Real Decreto-ley 3/2021, de 2 de febrero, se aprobó la declaración de la Covid-19 como enfermedad profesional para los sanitarios. Desde USO, celebramos este reconocimiento para el personal sanitario y sociosanitario, pero creemos que se produce un agravio comparativo importante.

En primer lugar, hacia los trabajadores y trabajadoras de empresas auxiliares que desarrollan su trabajo en centros sanitarios y sociosanitarios. Personas que han llevado a cabo labores de seguridad, limpieza, mantenimiento, etc.

En segundo lugar, consideramos que ese reconocimiento debe hacerse extensivo al resto de trabajadores que, desde el momento en que se desencadenó la crisis sanitaria, han estado en primera línea, trabajando presencialmente, exponiéndose a la enfermedad y, en muchos casos, contrayendo el virus, enfermando y muriendo.

Estos trabajadores han tenido el reconocimiento como situación asimilada a accidente de trabajo exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal. Pero no les da cobertura en caso de fallecimiento, ni se va a reconocer el origen laboral de las posibles secuelas que puedan padecer tras enfermar.

El Gabinete de Salud Laboral de USO te explica qué es una enfermedad profesional

El Gabinete de Salud Laboral de USO te explica qué es una enfermedad profesional

¿Qué es una enfermedad profesional?

Una enfermedad profesional es la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena o por cuenta propia en las actividades que se especifiquen en el cuadro de enfermedades profesionales.

Si la enfermedad que padecemos por realizar nuestro trabajo no está incluida en ese cuadro, se considerará como accidente de trabajo.

En el RD 1299/2006, de 10 de noviembre, se recoge el cuadro de enfermedades profesionales.

¿Cómo se protegen especialmente estas contingencias?

No se requiere de un período mínimo de cotización y se presume que las personas que lo sufran están dadas de alta.

¿Cuál es el porcentaje del subsidio por incapacidad temporal?

Es el 75% de la base reguladora y se abona desde el día siguiente.

¿Qué sucede en caso de muerte y supervivencia?

Además de la prestación que corresponda se reconoce una indemnización a tanto alzado, 6 meses de la base reguladora que sirva para calcular la pensión de viudedad y 1 mes para la orfandad.

¿Cómo se calculan las pensiones?

Sobre el salario real de la persona.

¿Qué sucede si hay incumplimiento empresarial de las medidas de seguridad e higiene en el trabajo?

La cuantía a percibir se podrá ver aumentada entre un 30 y un 50%.

¿Quién efectúa la calificación de la enfermedad común o profesional que motiva la baja médica?

La calificación como enfermedad profesional la realiza el personal facultativo de la entidad gestora responsable de la prestación.

Se puede solicitar la modificación de esta calificación a través del procedimiento administrativo de determinación de la contingencia.

¿Quién puede iniciar el procedimiento?

Se podrá iniciar, a partir de la fecha de emisión del parte de baja médica:

  • De oficio, por propia iniciativa del Instituto Nacional de la Seguridad Social, o como consecuencia de petición motivada de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, del servicio público de salud competente para gestionar la asistencia sanitaria de la Seguridad Social, o a propuesta del Instituto Social de la Marina.
  • A instancia del trabajador o su representante legal.
  • A instancia de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social o de las empresas colaboradoras, en aquellos asuntos que les afecten directamente.
¿Qué órgano es el encargado de elaborar el informe?

El equipo de valoración de incapacidades (EVI) emitirá un informe preceptivo, que elevará al director provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social. En él se pronunciará sobre la contingencia que ha originado el proceso de dicha incapacidad.

¿Qué deberá contener la resolución dictada por el Instituto Nacional de Seguridad Social?

La resolución que se dicte deberá pronunciarse sobre:

  • Determinación de la contingencia, común o profesional, de la que derive la situación de incapacidad temporal y si el proceso es o no recaída de otro anterior.
  • Efectos que correspondan, en el proceso de incapacidad temporal, como consecuencia de la determinación de la contingencia causante, cuando coincidan en el tiempo dolencias derivadas de distintas contingencias.
  • Sujeto responsable de las prestaciones económicas y sanitarias.
En el siguiente cuadro, se explica cuál es el esquema del procedimiento:

¿Se acaba el proceso con esta resolución?

No. Las resoluciones emitidas por la entidad gestora, podrán considerarse dictadas con los efectos atribuidos a la resolución de una reclamación previa, anterior a la demanda en la jurisdicción social.

¿Qué obligación tiene la empresa respecto de las personas que ocupan un puesto con riesgo de enfermedad profesional?

Se debe formar e informar sobre los agentes de riesgo, las posibles patologías que se pueden derivar, los protocolos de vigilancia de la salud que se aplican, las medidas de prevención y los planes de eliminación de los agentes.

¿Es obligatoria la realización de reconocimiento médico en un puesto donde se puede desarrollar una enfermedad profesional? ¿Cuándo se debe realizar?

Sí, según se recoge en el artículo 22.1 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de la persona trabajadora.

La realización de reconocimiento médico se debe realizar al inicio de la relación, de forma periódica e, incluso, una vez terminada la relación en aquellos casos en los que los efectos así lo aconsejen.

Si existe sospecha de una posible enfermedad profesional, ¿Qué sucede con el contrato?

Se suspende por los períodos de observación por enfermedad profesional en los que se prescriba la incapacidad temporal durante los mismos, con una duración máxima de seis meses, prorrogables por otros seis cuando se estime necesario para el estudio y diagnóstico de la enfermedad.

¿Qué sucede cuando se diagnostica una enfermedad profesional incompatible con el puesto?

La empresa deberá adaptar el puesto de trabajo estableciendo las medidas de protección necesarias para evitar la desfavorable evolución de la enfermedad. Si no es posible la adaptación del puesto, se debe cambiar de puesto al trabajador y, si no es posible, se debe suspender el contrato por incapacidad temporal.

El trabajo en el campo es uno de los sectores con mayores riesgos laborales para los trabajadores

El trabajo en el campo es uno de los sectores con mayores riesgos laborales para los trabajadores

Riesgos laborales del trabajo en el campo: trastornos musculoesqueléticos

La agricultura y el trabajo en el campo es un sector con altos riesgos laborales. Además, El trabajo agrícola tiene una alta tasa de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, entre los que se encuentran los trastornos musculoesqueléticos, que son los más habituales. Esto se debe a que una parte considerable del trabajo en el campo sigue siendo manual como la siembra, recolección, preparación del terreno, fumigación, etc.

Además, las condiciones de trabajo en el campo suelen ser atípicas y lo realizan mayormente personas trabajadoras migrantes y estacionales. En estas condiciones, existe falta de vigilancia de la salud y reconocimiento de las enfermedades profesionales, producido también por el escaso conocimiento de las personas trabajadoras sobre sus derechos.

USO resume cuáles son los trastornos musculoesqueléticos más habituales en el trabajo agrícola

  • Trastornos musculoesqueléticos en el trabajo en el campo

Precisamente los riesgos laborales del trabajo en el campo o agrícola ha centrado el informe realizado por la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, dentro de la campaña “Trabajos saludables: relajemos las cargas”.

Del informe se desprende que en Europa se ha encontrado una alta prevalencia de patologías entre los trabajadores agrícolas, tanto en la zona lumbar como en los miembros superiores. Las más frecuentes son:

  • El síndrome del túnel carpiano: una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano. Este es el nervio en la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano. Puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.
  • El síndrome del manguito rotador puede provocar una reducción de la capacidad de trabajo, una reducción de la calidad de vida, estrés y depresión.
  • La epicondilitis, conocida también como codo de tenista, es una lesión caracterizada por dolor en la cara externa del codo, en la región del epicóndilo.

Los principales riesgos laborales relacionados con el trabajo en el campo son:

  • los movimientos repetitivos;
  • la alta demanda de fuerza;
  • las posturas incómodas;
  • la alta frecuencia;
  • las temperaturas muy bajas;
  • el tiempo de recuperación insuficiente;
  • la compresión de las estructuras musculares y tendinosas, y
  • la vibración.

 

  • Evaluación de riesgos laborales

Para realizar una adecuada evaluación de riesgos laborales en el trabajo en el campo se tienen que tener en cuenta estos y diferentes variables, como la homogeneidad de las tareas y actividades que varían según las necesidades laborales diarias y estacionales; el sexo, edad y características antropométricas; el nivel formativo de los trabajadores; la variabilidad de los turnos de trabajo dependiendo de las condiciones ambientales; las características morfológicas de los campos (tamaño, estructura y pendiente), y la falta de recursos económicos para adoptar medidas preventivas y sustituir maquinaria y tractores obsoletos, especialmente en las pequeñas explotaciones.

Por tanto, la evaluación de riesgos necesita un examen cuidadoso de cada ciclo del proceso de trabajo, considerando exhaustivamente los modos y los tiempos de trabajo, así como las herramientas y equipos utilizados. La toma de datos relacionados con las características del ciclo productivo es parte fundamental del proceso de evaluación, así como la correcta ejecución y posterior análisis de la tarea.

El propósito es una evaluación específica del riesgo que tome en cuenta los aspectos críticos de cada factor de riesgo examinado minimizando así la posibilidad de subestimar o sobrestimar el riesgo. El conocimiento del método de evaluación permite obtener resultados objetivos, evitando distorsiones por planteamientos defectuosos o subjetividad.

Como medidas organizativas para evitar riesgos laborales en el trabajo en el campo se puede implantar una programación realista de las campañas agrícolas y las necesidades de mano de obra, así como una planificación de las jornadas de trabajo poniendo especial atención en una distribución adecuada de las tareas, ritmos de trabajo y con horarios establecidos de antemano.

¿Qué pasa si no puedo ir al trabajo por la nieve? ¿Necesito un justificante?

¿Qué pasa si no puedo ir al trabajo por la nieve? ¿Necesito un justificante?

Muchas personas hoy no han podido acudir a su trabajo por la nieve, ¿qué supone no poder ir a trabajar? ¿Se necesita justificante? USO responde a estas dudas

No acudir al trabajo por nieve no es sancionable. La ausencia en el puesto de trabajo por una situación de climatología adversa se considera una causa de fuerza mayor.

Estas situaciones, que ocurren cíclicamente, una o dos veces cada año, y en algunas zonas en más ocasiones dado que son más habituales las inundaciones o temporales de nieve, no están reguladas de manera específica en nuestra legislación. Esto provoca una gran inseguridad en los trabajadores y genera situaciones de riesgo.

¿Puede la empresa sancionar a un trabajador que no acuda a su trabajo?

Hay que tener claro que, aunque no haya una regulación específica, aparte de lo que se haya negociado en algunos convenios colectivos, la empresa no puede sancionar al trabajador afectado por el temporal de nieve y que no puede acudir a su puesto de trabajo.

Si, a pesar de las circunstancias, el desplazamiento es imprescindible y siempre que se las vías y carreteras estén en condiciones de ser transitables, ha de extremarse la precaución. Ten entonces en cuenta todas las recomendaciones para una conducción segura.

Cómo conducir con hielo, nieve, lluvia de forma segura

Cómo conducir con hielo, nieve, lluvia de forma segura

Conducir con hielo, nieve, lluvia y viento de forma segura para evitar accidentes in itinere o con los vehículos de empresa en jornada

Las olas de frío vienen acompañadas de lluvia, nieve, hielo o fuertes vientos que pueden impedirnos o dificultarnos el conducir de forma segura. Todos esos componentes, especialmente la nieve o el hielo, a los que estamos menos acostumbrados en nuestro día a día en la carretera, multiplican los accidentes y pueden convertirse en una trampa mortal.

Las medidas para una conducción segura en invierno comienzan por el estado de los vehículos. Vamos a centrarnos en flotas de empresas y en la prevención de los accidentes in itinere, pero todos estos consejos son también aplicables para el vehículo particular y la vida cotidiana.

El coche o vehículo pesado, a punto para la nieve y el frío

Para que un coche circule sin problemas en invierno, hay que vigilar los elementos clave del vehículo:

  • el nivel del aceite.
  • nivel del líquido del limpiaparabrisas.
  • estado de las escobillas.
  • dibujo y presión de los neumáticos.
  • altura de los faros.
  • calidad del refrigerante.
  • estado de carga de la batería, entre otros.

Además, el depósito de combustible debe estar lleno.

Actualización por covid-19 de las medidas de protección en trabajos con riesgos biológicos

Actualización por covid-19 de las medidas de protección en trabajos con riesgos biológicos

Debido al coronavirus covid-19, la Orden TES/1180/2020, de 4 de diciembre, ha adaptado los protocolos de protección de los trabajos con riesgos por exposición a agentes biológicos. En 1997, se traspuso la Directiva 90/679/CE, de 26 de noviembre. Esta contemplaba la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. En la legislación española, se recogió en el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Dicho texto establece las disposiciones mínimas aplicables a las actividades en las que los trabajadores estén o puedan estar expuestos a agentes biológicos debido a la naturaleza de su actividad laboral. Además, tiene como objeto la protección de los trabajadores contra los riesgos para su salud y su seguridad derivados de dicha exposición, así como la prevención de estos riesgos.

Ahora, en función del progreso técnico del conocimiento del SARS-CoV-2, coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2, se recogen adaptaciones para ampliar la protección. En USO, desglosamos las modificaciones que recoge la Orden TES/1180/2020.