El Foro Social Mundial celebra su 20º edición y ha acordado convocar una movilización paralela al próximo Foro Económico Mundial

El Foro Social Mundial celebra su 20º edición y ha acordado convocar una movilización paralela al próximo Foro Económico Mundial

El Foro Social Mundial ha celebrado su 20º edición de forma virtual, contando con la participación de USO. Del encuentro con los sindicatos ha surgido la convocatoria de una movilización paralela y alternativa al próximo Foro Económico Mundial. Este tendrá lugar en Singapur el próximo mes de mayo.

Movilizarnos por nuestros derechos

Venimos de décadas de hegemonía de una narrativa individualista, antiderechos y antisindical. Este individualismo está originando más sufrimiento a nivel mundial y nos está conduciendo hacia la destrucción de los recursos, la riqueza ambiental y las condiciones de vida dignas para todos. La expansión de la especulación financiera en detrimento de la economía real trajo consigo la pérdida de millones de puestos de trabajo.

La crisis sanitaria, social y económica que estamos viviendo debería ser una oportunidad para revertir esta narrativa y emprender un cambio de dirección en las políticas económicas que han demostrado su fracaso.

Como forma de mostrar que desde el sindicalismo internacional apostamos por otra economía, y retomando el espíritu originario del Foro Social Mundial, los sindicatos proponemos una movilización alternativa y paralela al próximo Foro Económico Mundial del próximo mayo.

Entre las principales reivindicaciones está la necesidad de respuestas de emergencia para proteger a los trabajadores y garantizar un trabajo decente; acuerdos marco globales eficientes y basados en las normas de la OIT y en los derechos como la organización sindical y la negociación colectiva, que pongan fin a la vulneración de derechos humanos en las cadenas de suministros; el reconocimiento de los trabajos esenciales, a menudo no remunerado o mal remunerado, como el cuidado de las personas, o la protección de las personas migrantes, entre otros.

20º edición del Foro Social Mundial

El Foro Social Mundial surgió en 2001 por organizaciones y movimientos sociales que se movilizaron para un encuentro en Porto Alegre, como forma de contraponerse al neoliberalismo que representa el Foro Económico Mundial. Desde las primeras ediciones del Foro Social Mundial celebradas en Porto Alegre, este ha recorrido el mundo con eventos en Mumbai, Caracas, Nairobi, Túnez o Montreal. El espacio que representa el Foro simboliza la unión de diferentes movimientos por una globalización alternativa, que sitúe los derechos humanos en primer lugar.

Este año, marcado por la pandemia, el Foro ha tenido que llevarse a cabo de forma virtual. Esto no ha impedido la celebración de diversos talleres, charlas y conferencias que han servido de punto de encuentro entre distintas organizaciones del ámbito sindical, ecologista, indígena, etc. Dos de estas actividades han sido organizadas por la Confederación Sindical Internacional (CSI), en la que está integrada USO, y han girado en torno al nuevo contrato social y la transición justa como únicas formas posibles para salir de esta crisis situando en primer lugar la recuperación de las personas.

Aunque la crisis sanitaria no es lo único que está marcando la política internacional. También hay que añadirle situaciones precedentes de crisis en el ámbito político multilateral, como puede ser el debilitamiento de instituciones internacionales como la ONU o la OMC o, a nivel regional, la crisis de gobierno en la UE o la desintegración de UNASUR. Todo esto está exponiendo las costuras del sistema de forma más evidente aún, mostrando la falta de protección social a nivel mundial, especialmente de las mujeres, los jóvenes, migrantes o las minorías o grupos marginados.

Además, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el total de horas de trabajo será un 10,5% menor que antes de la crisis causada por el covid-19, lo que equivale a 305 millones de empleos formales en periodo integral. A esto hay que sumarle el aumento de la precarización laboral y la retirada de derechos sociales.

USO pide una fiscalidad ambiciosa para gravar a las empresas digitales y multinacionales

USO pide una fiscalidad ambiciosa para gravar a las empresas digitales y multinacionales

USO se ha dirigido a las ministras de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y de Hacienda, María Jesús Montero, para reclamarles que intervengan en la discusión en el seno de la OCDE sobre los pilares de fiscalidad internacional y la necesaria equidad y suficiencia en los sistemas fiscales. Estos se encuentran afectados por la elusión fiscal de las multinacionales y, en particular, por las empresas digitales, que no pagan impuestos a pesar de sus grandes facturaciones.

La discusión en la OCDE durante los días 8 y 9 de octubre se centra en el llamado Marco Inclusivo sobre Erosión de Base y Cambio de Beneficios, referido a la fiscalidad mínima mundial a aplicar a las multinacionales (Pilar 2) y a las empresas digitales (Pilar 1). Esto supondría una relevante reforma fiscal corporativa.

Dicha reforma es indispensable para limitar la competencia tributaria de las empresas y generar ingresos fiscales, muy necesarios a corto y medio plazo. La erosión fiscal se logra cuando las multinacionales establecen precios a intercambios entre sus filiales y cargos abusivos por uso de patentes, marcas comerciales, etc. para lograr que sus bases imponibles se sitúen en jurisdicciones fiscales de poca o nula tributación. Serían los casos famosos de Apple en Irlanda o Fiat en Luxemburgo; u otras como Google, Facebook, Amazon…

 

Día Internacional de la Democracia: carencias y peligroso declive

Día Internacional de la Democracia: carencias y peligroso declive

La USO celebra el Día Internacional de la Democracia proclamado por la Asamblea General de Naciones Unidas, y lo hace denunciando, por una parte, la falta de ella para más de un tercio de la población mundial. Pero también el declive o desvirtuación de la democracia que está viéndose en muchos países.

Esto no ocurre solo en jóvenes democracias, sino en algunas de las democracias históricas y que parecían consolidadas e inquebrantables. En estos países donde la democracia está en riesgo observamos falta o merma de normas internacionales y libertades; legislaciones obstruccionistas y falta de principios básicos de legalidad. Y, además de carencias en el marco legal, ataques a las libertades: impedimentos de participación o asociación; a la reunión; ataques a la libertad de expresión y prensa; o detenciones a opositores políticos. Esto deriva en el incumplimiento sistemático de derechos humanos fundamentales y la construcción de sociedades injustas en las que se comprometen la paz y la seguridad interna, pero también la externa.

Día Mundial del Medio Ambiente: por la justicia social y medioambiental

Día Mundial del Medio Ambiente: por la justicia social y medioambiental

 

Hoy, 5 de junio, se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Esta jornada, instituida desde 1974 por Naciones Unidas, ha servido para concienciar y modificar políticas que aborden los graves problemas que se derivan de la destrucción del entorno medioambiental. Así ha quedado reflejado también en los Objetivos de Desarrollo Sostenible que conforman la Agenda 2030 y en los Acuerdos de París. Estos contemplan objetivos para proteger la vida submarina, los ecosistemas terrestres y luchar contra el cambio climático y la emisión de gases de efecto invernadero.

CSI envía su solidaridad a los sindicatos

CSI envía su solidaridad a los sindicatos

Nuestro sindicato ha recibido una carta de apoyo y solidaridad remitida por la secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Sharan Burrow, y por el presidente de dicha central mundial, el líder sindical nigeriano, Ayuba Wabba.

Este mensaje, que ha sido agradecido de inmediato por Joaquín Pérez, secretario general de USO, se une al apoyo que también le han mostrado a nuestro sindicato las centrales sindicales de varios países como Argentina, Chile, Brasil, República Dominicana, Colombia, Senegal, Togo, Sahara Occidental, etc.

En esta carta, Sharan Burrow transmite que la CSI está junto a los sindicatos españoles y a sus afiliados, especialmente con quienes trabajan para el sistema de salud y en las actividades de primera necesidad en la lucha contra el coronavirus. “Sabemos que estáis trabajando sin descanso para apoyar a los sanitarios y a otros trabajadores que están en primera línea en vuestro país trabajando como héroes , a quienes saludamos”, asegura Burrow.

La carta confirma que la CSI está trabajando a nivel internacional “para asegurarnos de que los gobiernos, las instituciones multilaterales y el mercado internacional sitúen como prioridad en esta crisis a las personas, sus familias y comunidades”.

Burrow y Wabba indican finalmente: “Asimismo, queremos enviar nuestra empatía y solidaridad a las víctimas del covid-19 en vuestro país. Así como un reconocimiento a las dificultades que estáis atravesando y los tiempos duros que se avecinan. A lo largo de todo el mundo los sindicalistas han mostrado su liderazgo, compasión y solidaridad, y esto se ha demostrado siempre en España. Tenéis nuestro respeto, apoyo y amistad; ahora y siempre”.