LA JUSTICIA SOCIAL PASA POR LA IGUALDAD

LA JUSTICIA SOCIAL PASA POR LA IGUALDAD

El 20 20 de febrero, se reivindica el Día Mundial de la Justicia Social. Este día fue instituido por las Naciones Unidas para remarcar este valor fundamental que promueve el respeto igualitario de los derechos y las obligaciones de cada ser humano.

La justicia social es la repartición justa y equitativa de los bienes y servicios básicos necesarios para el desarrollo y el desenvolvimiento de una persona en la sociedad como, por ejemplo, el bienestar socioafectivo, la educación, la salud y los Derechos Humanos. La OIT hizo una Declaración de empleadores, trabajadores y gobiernos en el año 2008 en este sentido, enfocando la justicia social en el marco de una globalización equitativa. Ahí, nuevamente, se remarca la necesidad de un trabajo decente y sus cuatro objetivos estratégicos: empleo, protección social, diálogo social y principios y derechos fundamentales en el trabajo, en cada país y en las relaciones comerciales.

La USO forma parte de las organizaciones comprometidas con las políticas de igualdad de oportunidades y el justo reparto de las riquezas que el trabajo crea. En este sentido, hay planteamientos prácticos en nuestra actividad como sindicato. Estamos abogando junto a los sindicatos de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) por un salario mínimo europeo y en las conferencias internacionales, con la Confederación Sindical Internacional, por un piso de protección social. También, a través de la Plataforma por la Justicia Fiscal, a la que pertenecemos, por un sistema fiscal suficiente, equitativo y progresivo, donde la lucha contra el fraude y la elusión fiscal (como la que practican las empresas y plataformas digitales y muchas multinacionales) son prioritarias. También hemos colaborado en señalar problemas y respuestas sobre la situación del trabajador pobre en nuestro país, ante el relator de la ONU sobre pobreza, que ayude a plantear políticas y presupuestos sobre esta problemática.

Las desigualdades de ingresos tienen que ser corregidas por un sistema fiscal que soporte la provisión de servicios públicos de calidad, enseñanza, sanidad, dependencia, etc. La desigualdad no sólo conduce a una disminución de la productividad, sino que también engendra la pobreza, la inestabilidad social e incluso el conflicto. Por eso, es fundamental que la comunidad internacional y los propios países establezcan algunas reglas básicas para garantizar que la globalización, la lucha contra el cambio climático o la revolución tecnológica ofrezcan oportunidades justas de prosperidad para todos.

USO defiende la universalización de las Normas del trabajo de la OIT y reclama una Transición Justa hacia una economía sin contaminación atmosférica y, por supuesto, la primacía de los Derechos Humanos. España tiene mucho que hacer y una gran tarea en este sentido.

HOY OTRA MUJER ASESINADA

HOY OTRA MUJER ASESINADA

La imagen puede contener: texto

Desde la Secretaría de Igualdad de la Federación de Servicios, queremos mostrar nuestro rechazo a todo acto violento hacia las mujeres, por el simple hecho de ser mujer, y reclamamos medidas urgentes para acabar con esta lacra social.
Hoy, sumamos la séptima víctima mortal de la violencia machista en lo que va de año, y la 1.040 desde que comenzaron a registrarse las estadísticas en 2003.
#NiUnaMenos
#USOxLaIgualdad

USO CONSIGUE QUE EL TRIBUNAL SUPREMO ELIMINE LA DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO EN LA RETRIBUCIÓN VARIABLE

USO CONSIGUE QUE EL TRIBUNAL SUPREMO ELIMINE LA DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO EN LA RETRIBUCIÓN VARIABLE

El Pleno del Tribunal Supremo ha fallado a favor de la USO y declara nulo el Acuerdo sobre Retribución Variable del Grupo El Árbol, suscrito por la mayoría sindical: UGT, CCOO y Fetico, por vulneración al principio de igualdad de hombres y mujeres.

El Supremo destaca que dicho acuerdo, que fue impugnado por USO, supone un atentado al respeto de los principios de conciliación y corresponsabilidad familiar. “Puesto que el sistema de retribución era claramente lesivo para los trabajadores, pero había sido acordado por la mayoría sindical y la dirección de la empresa como Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo, no teníamos más opción judicial que recuperar al menos aquellas mermas que atentaban contra los derechos fundamentales, y el principio de igualdad entre hombres y mujeres lo es; de ahí que el Supremo haya fallado que dejar de percibir los complementos por disfrutar de permisos retribuidos que afectan a las trabajadoras directa o indirectamente, es una manifiesta discriminación por razón de género”, explica Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO, quien lamenta “que la mayoría sindical legitimara este perjuicio a la plantilla, privándola incluso del derecho a reclamar judicialmente”.

El Tribunal Supremo considera que el no abonar a los trabajadores la retribución correspondiente a los objetivos conseguidos solo por el hecho de disfrutar de los permisos retribuidos de lactancia, accidente o enfermedad grave, hospitalización, intervención quirúrgica sin hospitalización, exámenes prenatales y técnicas de parto; o, en caso de adopción, asistencia al proceso correspondiente, supone que los negociadores del acuerdo atentan directamente contra la Ley de Igualdad de 2007, colocando en situación de desventaja al colectivo femenino sobre el masculino, percibiendo ellas un menor salario a pesar de alcanzar los objetivos marcados por la empresa.

En el caso de los directamente relacionados con el embarazo y parto, la sentencia observa la “evidente situación de discriminación directa de las mujeres trabajadoras”; pero también cuando se refiere a cuidado de familiares enfermos, pues se da una “discriminación indirecta que debe ser corregida, en la medida en que las ausencias del puesto de trabajo en uso de este permiso tienen mayor impacto en el colectivo de mujeres”, y se sustenta en que, según estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, “el reparto de horas entre trabajo remunerado y no remunerado de hombres y mujeres pone de manifiesto el desigual reparto de las tareas de cuidados, educación, trabajo doméstico, cuidado de personas dependientes, y las jornadas de trabajo totales más largas que realizan las mujeres”.

Además, y precisamente relativo a jornadas, contempla que es lesivo que, en el caso de ausencias por sesiones de preparación para la adopción, y a pesar de poder afectar a ambos progenitores, “la pérdida del incentivo solo opera cuando la ausencia del puesto de trabajo abarque la totalidad de la jornada, lo que sin duda afectará en mayor medida al colectivo de trabajadores a tiempo parcial, conformado en su mayoría por mujeres”.

Esa discriminación se produce asimismo cuando afecta a trabajadores varones, “por cuanto las medidas de protección del ejercicio de los deberes parentales se configuran como instrumentos de corresponsabilidad familiar que actúan de mecanismos activos de igualdad de hombres y mujeres”.

Por el contrario, la mayoría de los componentes del Tribunal Supremo entienden que los permisos por matrimonio, fallecimiento y traslado de domicilio son objetivamente neutros en términos de igualdad, habilitando a los negociadores para penalizar a los trabajadores con una menor retribución en caso de disfrute.

La sentencia tiene un voto particular de los magistrados Antonio Sempere y Rosa María Virolès que discrepa en este último punto, pues considera que los permisos retribuidos en su conjunto, sin diferenciación, deben retribuirse como si el trabajador no se hubiera ausentado de su puesto de trabajo.

La sentencia afecta a 313 trabajadores de las secciones de frescos del Grupo, los cuales prestaban servicio mayoritariamente en los supermercados de Asturias: 249. El resto se reparten entre diferentes provincias de Castilla y León (44), 13 en Cantabria, 3 en Aragón, 3 en Andalucía y 1 en Murcia. El acuerdo, suscrito el 11 de diciembre de 2017, ha sido prorrogado durante 2020. La sentencia es firme y los trabajadores podrán reclamar las retribuciones variables dejadas de percibir durante estos años y mientras el acuerdo siga aplicándose.

QUIENES SEAN PADRES A PARTIR DEL DIA 1 DE ENERO DEL 2020, DISFRUTARÁN DE 12 SEMANAS DE PERMISO DE PATERNIDAD

QUIENES SEAN PADRES A PARTIR DEL DIA 1 DE ENERO DEL 2020, DISFRUTARÁN DE 12 SEMANAS DE PERMISO DE PATERNIDAD

Los padres de los bebés nacidos a partir de mañana, 1 de enero de 2020, disfrutarán de una suspensión del contrato por nacimiento de hijo de 12 semanas (llamado aún popularmente “permiso de paternidad”). Esta ampliación entró en vigor el pasado mes de abril, a través del RD 6/2019 de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, y aún tiene un tramo pendiente de aplicación, al comenzar 2021.

¿Cómo se aplicará esta suspensión a partir del 1 de enero?
A partir del 1 de enero de 2020, el derecho a suspensión del padre o del otro progenitor será de 12 semanas.

De estas 12 semanas, 4 de ellas se deberán disfrutar de forma ininterrumpida con posterioridad al parto y, por tanto, simultáneamente por ambos progenitores (la madre dispone de 6 semanas obligatorias posteriores al parto).
Las 8 semanas restantes se podrán disfrutar en períodos semanales, de forma acumulada o interrumpida, dentro de los 12 meses siguientes al nacimiento, o a la resolución judicial por la que se constituya la adopción o bien a la decisión administrativa de guarda con fines de adopción o de acogimiento.
Durante el año 2020 la madre biológica podrá ceder hasta 2 semanas de su periodo de 10 semanas.
A partir de 1 de enero de 2021, esta suspensión del contrato alcanzará las 16 semanas para ambos progenitores, sin que se pueda transferir ninguna semana del permiso de la madre al otro progenitor.

Con esta medida, se pretende que tanto hombres como mujeres sean vistos por las empresas con la misma carga familiar a la hora de traer un hijo; que ambos progenitores tengan permisos iguales e intransferibles, y los puedan distribuir de tal modo que el bebé pueda pasar más tiempo durante su primer año de vida con sus padres.

“Consideramos esta medida como un gran avance, pero falta continuar trabajando y haciendo campañas de sensibilización y corresponsabilidad para que el papel cultural de la mujer como única cuidadora, tanto de hijos como de otros familiares mayores vaya desapareciendo, y con ello desaparezcan los parones en sus carreras profesionales y las jubilaciones más precarias debido a las inferiores cotizaciones durante su vida laboral”, expone Dulce María Moreno, secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO.

Para más información y consulta sobre las modificaciones tras el nuevo Real Decreto visita nuestra guía de preguntas frecuentes y los dípticos en nuestra web.