Día Internacional Libre de las Bolsas de Plástico: 3 de julio:

Día Internacional Libre de las Bolsas de Plástico: 3 de julio:

El día 3 de julio se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico. El objetivo es claro: concienciar a toda la ciudadanía para reducir y eliminar las bolsas de plástico, especialmente las de un solo uso.

El plástico proviene del petróleo; un material fósil que provoca gran contaminación en su transformación. Ya en forma de bolsas de plástico, estas inundan nuestra vida cotidiana, por lo fácil y habitual que resulta utilizarlas. De ahí que, tras descuidos infinitos y desidias imperdonables, estén en todas partes.

Sus restos llenan la basura, los campos, el mar… Han llegado a los estómagos de animales y, de forma derivada, en microplásticos, en toda la cadena alimenticia. Porque las bolsas no se degradan rápidamente y resultan muy tóxicas para el medio ambiente.

Medidas para garantizar los suministros durante la crisis del coronavirus

Medidas para garantizar los suministros durante la crisis del coronavirus

El Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas para garantizar los suministros a consumidores vulnerables mientras dure la crisis provocada por el brote de coronavirus

Debido a la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos hogares, el Gobierno ha tomado una serie de nuevas medidas para los consumidores en situación de vulnerabilidad o exclusión social través del Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo.

Entre estas medidas está la prohibición durante un mes, a contar a partir del 17 de marzo y prorrogable mientras dure el estado de alarma, del corte de suministro eléctrico, agua o gas a toda persona o unidad familiar que se encuentre en situación de vulnerabilidad. Esto es, aquellas que son beneficiarias del bono social eléctrico o que sean consumidores vulnerables, vulnerables severos o consumidor en riesgo de exclusión social.

Se prorroga el bono social eléctrico

El Real Decreto 897/2017 definió la figura de consumidor vulnerable beneficiario del bono social eléctrico. En el texto legal se recoge un descuento del 25% para consumidores vulnerables; un 40% para los consumidores severos y, en el caso de los consumidores en riesgo de exclusión social, no se tendrá que hacer frente a la factura eléctrica. Para solicitar el bono social eléctrico se debe tener contratado el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC). Se solicita a través del teléfono o correo electrónico de las comercializadoras de referencia y su duración es de dos años.

Otra de las nuevas medidas adoptadas por la crisis del COVID-19 afecta a la duración de los bonos ya existentes. El nuevo RD establece una prórroga de la vigencia de todos los bonos que expiren en estas fechas y alarga su duración hasta el 15 de septiembre de 2020.

Se suspende la revisión de precio de gases licuados

Por último, el nuevo RD establece también la suspensión de la revisión de precio de gases licuados del petróleo envasados, entre ellos el de la bombona de butano y de la Tarifa de Último Recurso de gas natural, evitando alzas en el precio.

La revisión del precio de gases licuados del petróleo se realiza cada dos meses y queda suspendida para los tres siguientes bimestres. En el caso de la TUR de gas natural, la revisión es trimestral y se aprueba la suspensión por dos trimestres.

El sindicato USO valora la puesta en marcha de estas medidas destinadas a proteger a las personas más vulnerables y emplaza a tomar las decisiones que sean necesarias para que la vida de los trabajadores no se vea drásticamente afectada por esta crisis.

LA APLICACIÓN DE LOS ODS Y LA IMPLICACIÓN DE LOS CENTROS DE TRABAJO, CLAVES PARA PROTEGER LA NATURALEZA

LA APLICACIÓN DE LOS ODS Y LA IMPLICACIÓN DE LOS CENTROS DE TRABAJO, CLAVES PARA PROTEGER LA NATURALEZA

El 3 de marzo, Día de la Naturaleza, debe hacernos reflexionar sobre la situación de la biodiversidad, el estado de conservación de las áreas naturales, el respeto al medio ambiente, y las políticas existentes en la lucha contra el cambio climático y para reducir la huella ecológica. La biodiversidad va unida a la capacidad de mantenimiento de la vida y de sus diferentes formas; la protección de la fauna y la flora, amenazadas por la sobreexplotación humana de los recursos naturales, y la afectación de los espacios naturales.

El sindicato USO está implicado en todas estas cuestiones y, desde diversas plataformas a las que pertenece (Futuro en Común, Alianza por el Clima…), junto a la Confederación Sindical Internacional y su Red Sindical de Cooperación al Desarrollo, o a través de SOTERMUN, en la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, busca coherencia y buenas prácticas en las políticas públicas; y, también, en los centros de trabajo.

Todas estas acciones están contempladas en diversos Objetivos de Desarrollo Sostenible: ODS 15, sobre vida de ecosistemas terrestres; ODS 14, sobre vida submarina; ODS 13, acción sobre el clima; ODS 12, producción y consumo responsable…

De hecho, la CSI, la CES y la propia USO estamos muy activos en las diferentes conferencias nacionales e internacionales, defendiendo la necesidad de una transición justa y que haya presupuestos para generar puestos de trabajo alternativos a los sectores afectados. El año pasado, el sindicato USO aplicó el Día de Acción Climática en los Centros de Trabajo, una jornada de sensibilización para que tanto los trabajadores como las gerencias de las empresas impulsen en su ámbito una disminución de la huella ecológica, reduciendo consumos o energía, incluido el fomento de la movilidad de los trabajadores con menos emisión de gases contaminantes.

También, en lo que se refiere a producción y consumo responsable, hay que compatibilizar una mejora universal de bienestar con una reducción de insumos de materias primas, mejorando la eficiencia y la productividad. Eso supone apostar por la economía circular, minimizando los residuos y primando el reciclaje; penalizar la producción de bienes con obsolescencia programada (duración útil del producto de escaso periodo de tiempo, para obligar a repetir la compra); y fomentar el consumo de cercanía para reducir los efectos del transporte motor.

USO, EN LAS MOVILIZACIONES POR UNA TRANSICIÓN JUSTA Y LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

USO, EN LAS MOVILIZACIONES POR UNA TRANSICIÓN JUSTA Y LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

USO, EN LAS MOVILIZACIONES POR UNA TRANSICIÓN JUSTA Y LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Dentro de las movilizaciones por el clima convocadas a nivel mundial para la semana del 20 al 27 de septiembre, los sindicatos USO, CCOO, y UGT se han concentrado ante el Ministerio para la Transición Ecológica para reclamar una transición ecológica y energética que no deje a nadie atrás y proteja a los trabajadores y las trabajadoras, y a las zonas potencialmente afectadas por los cambios.

Además, como parte de esas movilizaciones, los sindicatos han convocado asambleas en numerosos centros de trabajo exigiendo a las empresas planes de reducción de emisiones basados en medidas de ahorro energético y de agua, reducción de residuos y sustitución de combustibles fósiles por energías renovables. Los sindicatos reclaman también planes de movilidad sostenible a los centros de trabajo y polígonos empresariales basadas en el transporte público y colectivo y en la reducción del uso del automóvil.

Las organizaciones sindicales también han convocado concentraciones simbólicas de 4 minutos y 15 segundos, entre las 11 y las 12 de la mañana en centros de trabajo y de la administración, que sirvan de reflexión en torno a la clara señal de alarma que supuso alcanzar el pasado mes de abril una concentración de partículas de dióxido de carbono en la atmósfera de 415 ppm (partes por millón), nivel que no se registraba desde hacía 3 millones de años.

Por la tarde, los sindicatos han participado en la manifestación ante la emergencia climática convocada por las plataformas sociales por el clima. USO, UGT, y CCOO forman parte de Alianza por el Clima, una de las plataformas convocantes. La representación de USO estuvo encabezada por nuestro secretario general, Joaquín Pérez; los secretarios de Acción Internacional, Javier de Vicente, y de Acción Sindical y Salud Laboral, Sara García; y la secretaria general de USO-Madrid, Concepción Iniesta.

Las organizaciones sindicales han manifestado en muchas ocasiones que la necesaria transición tiene que tener en cuenta a los trabajadores y las trabajadoras de los sectores y de las zonas que puedan verse afectadas por esos procesos. Hay que tener en cuenta a las personas y colectivos más vulnerables, ya que la transición sólo será efectiva si se lleva a cabo bajo una perspectiva de justicia climática y social. Consideran que para ello es fundamental la constitución de una Mesa de Diálogo Social para la transición ecológica en las empresas, donde se debatan y acuerden las medidas y acciones que se vayan a incorporar a las normativas necesarias para impulsar y favorecer esta transición. El objetivo es facilitar una transición justa que debe ser planificada y liderada desde el gobierno a partir de la Estrategia de Transición Justa que ponga en marcha los mecanismos de apoyo y de reactivación para aquellos sectores y zonas afectadas y que cuente con la colaboración del resto de administraciones (locales y autonómicas) concernidas.

La velocidad con que se están dando los cambios para la descarbonización del sistema energético y productivo hace que la puesta en marcha de todos estos instrumentos sea urgente, pues sólo anticipándonos a ellos podremos afrontarlos de manera planificada y sin dejar a nadie atrás. Por ello instan al Gobierno a que se apruebe con carácter definitivo cuanto antes dicha estrategia y que se vayan constituyendo mesas de diálogo social para abordar estos procesos entre el gobierno, las empresas y los sindicatos.