Burger King es condenado por no reincorporar a una trabajadora tras excedencia

Burger King es condenado por no reincorporar a una trabajadora tras excedencia

En Córdoba, el Juzgado de lo Social nº1 condena a Burger King por no reincorporar a una trabajadora tras una excedencia por cuidado de menor

Denegar el reingreso en la empresa tras solicitarlo después de una excedencia por cuidado de menor se considera extinción indemnizada de la relación laboral por incumplimiento empresarial.

Así lo ha determinado una sentencia del Juzgado de lo Social nº1 de Córdoba tras la demanda presentada por USO para defender a una trabajadora de Burger King. La trabajadora había solicitado excelencia voluntaria para el cuidado de un hijo menor y, a su finalización, pidió la reincorporación a su puesto de trabajo.

La empresa le denegó este regreso, lo que la trabajadora consideró, y que así debe considerarse, una extinción indemnizada de la relación laboral por incumplimiento empresarial. En la demanda, se solicitó también la reclamación de cantidades en concepto de salarios devengados por los meses desde la fecha de conclusión del periodo de excedencia.

Burger King no contestó a la intención de reincorporación de la trabajadora tras la excedencia, ni oponiéndose ni tampoco manifestando su conformidad. Lo que sí hizo fue dejar de abonar el salario a la trabajadora durante tres meses. La voluntad de reincorporación se solapó con la declaración del estado de alarma, por lo que la trabajadora se quedó sin sueldo; es decir, sin medios para vivir.

La sentencia ha declarado la extinción del contrato de trabajo por parte de la empresa y entiende que Burger King ha incurrido en un incumplimiento grave, al no dar ocupación efectiva y no abonar el salario pactado a la trabajadora. El fallo declara también la extinción de la relación laboral sin obligación de continuar prestando servicios para la empresa. En consecuencia, se ha reconocido una indemnización por despido improcedente y se ha ordenado el pago de los salarios no abonados desde la fecha de incumplimiento y la decisión judicial.

Solicitud de extinción de contrato y doctrina

El Estatuto de los Trabajadores, en su articulo 50.1 c), establece que el trabajador puede solicitar la extinción del contrato cuando hay una negativa del empresario a reintegrar al trabajador en sus condiciones anteriores de trabajo. Además, el articulo 4.2. a) del Estatuto de los Trabajadores garantiza el derecho del trabajador a la ocupación efectiva. En este caso, también se debe considerar el incumplimiento grave de la empresa, al no abonarle a la trabajadora el salario que le corresponde.

Como normal general, cuando todavía no se ha declarado por sentencia firme la extinción de la relación laboral, los trabajadores afectados están obligados a seguir prestando servicios en la empresa. Y esta, por su parte, está obligada a abonar los salarios correspondientes. Si el empresario no cumple con la premisa, se considera despido.

Sin embargo, la doctrina ha establecido que, en los casos excepcionales, cuando se produzca la vulneración de los derechos fundamentales o el impago de salarios, el trabajador puede optar por no seguir prestando servicios y asumir el riesgo del resultado del proceso judicial.

¿Sabes que si te niegan injustificadamente la acumulación de crédito horario están vulnerando la libertad sindical?

¿Sabes que si te niegan injustificadamente la acumulación de crédito horario están vulnerando la libertad sindical?

La Empresa Municipal de Transportes de Palma es condenada por vulnerar la ley sindical, por negar sin justificación la acumulación del crédito horario a los delegados sindicales de USO.

La EMT de Palma ha sido condenada por vulnerar la libertad sindical, tras negarles de forma injustificada a los delegados de USO la acumulación semestral del crédito horario disponible para la sección y no utilizado en el período natural. Una práctica habitual, conocida y consentida por la empresa, que ha recibido la negativa en el marco de un período de especial conflictividad entre USO y la EMT.

Nueve representantes sindicales de USO, además de la Unión Sindical Obrera de les Illes Balears, interpusieron ante los Juzgados de lo Social de Palma la demanda en virtud de la tutela de derechos fundamentales. Para ello, argumentan que EMT niega la acumulación de horas no disfrutadas de un semestre al siguiente, después de que haya sido la práctica habitual y natural. El escrito de denuncia de USO se centra en la vulneración del artículo 28 de la Constitución Española, tanto en su vertiente individual como colectiva. Y también en el 24.1, en relación a la garantía de indemnidad, y otros artículos de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS).

El Crédito horario sindical es  regulación en convenio y prácticas habituales en la EMT

Según recoge el convenio colectivo, “los miembros del comité de empresa dispondrán de un crédito de 40 horas al mes, con el fin de poder ejercer sus derechos y funciones sindicales. (…) Los miembros electos de un sindicato, en el comité de empresa, podrán cederse entre sí el crédito de horas mensuales, establecido en el presente artículo, justificando ante la empresa dicha decisión con la suficiente antelación”.

Además, “las secciones sindicales tendrán un crédito adicional de horas del 10% correspondiente a la representación sindical en el comité de empresa, que administrará el delegado sindical entre los afiliados del sindicato en el seno de la empresa”.

“Con el objeto de que algunos de los representantes en el comité de empresa de los sindicatos o delegado sindical, puedan estar liberados total o parcialmente de su trabajo y sin perjuicio de su remuneración económica, podrán ceder la acumulación de los créditos de horas reconocidos a los miembros del comité de empresa y delegados sindicales. Los créditos mensuales de horas sindicales podrán ser acumuladas por períodos de 6 meses…”.

Entre los hechos probados, recoge también la sentencia que: “Desde al menos 2012, las horas sindicales no utilizadas al terminar el semestre natural se han venido acumulando al siguiente semestre natural, siendo esta práctica conocida, consentida y autorizada por la empresa demandada”. Durante la negociación del convenio colectivo vigente, el comité de empresa trató de que se recogiera expresamente esta práctica habitual y que se hacía de facto, pero tal inclusión fue rechazada por la empresa.

Sin embargo, considera la sentencia que “para que nazca la condición más beneficiosa es necesario, bien exista pacto expreso entre el empresario y una serie o grupo de trabajadores o, lo que es más frecuente, consentimiento implícito de unos y otros en la implantación de aquella”.

Hay peticiones denegadas de acumulación de horas por parte de los delegados de USO

A finales de 2019, los delegados de USO pusieron en conocimiento de la empresa que las 40 mensuales correspondientes al crédito horario sindical de los miembros del comité de empresa, más el 10% correspondiente a la representación sindical y las 40 horas mensuales del delegado sindical, se juntarían en una bolsa de horas semestral gestionada por el delegado sindical de USO en la EMT.

En abril de 2020, el delegado sindical de la sección de USO solicitó la acumulación para el segundo semestre del año las horas no disfrutadas en el primero. Un mes después de recibir el escrito, la EMT denegó la solicitud. Igualmente, la Empresa Municipal de Transportes de Palma denegó en diciembre de 2020 la acumulación de las horas no disfrutadas para el primer semestre de 2021.

Durante el estado de alarma hay represalia a la conflictividad laboral

La sentencia se basa en que la abundante actividad sindical durante el estado de alarma se ha traducido en represalia. Comienza fundamentando que hay una “decisión empresarial empresarial a poner fin a una práctica pacífica, conocida y exteriorizada durante años no puede sustentarse en la existencia de eventuales perjuicios organizativos”. Toda vez, además, que por las restricciones de movilidad, “es difícil creer que durante el segundo semestre de 2020 pudieran producirse problemas organizativos”.

“Por lo tanto, si la negativa de la EMT a permitir la acumulación entre semestres del crédito horario sindical se realizó de forma absolutamente inmotivada y sin que se hayan acreditado razones justificadas que la amparasen, hemos de examinar las razones que se invocan en la demanda, lo que conduce a determinar si existen indicios objetivos de que la decisión empresarial obedeció a un ánimo de represaliar a los demandantes y al sindicato actor por la postura beligerante ofrecida por estos ante situaciones de conflicto vividas en la empresa a raíz de la declaración del estado de alarma”.

La sección sindical de USO presentó durante esos meses varias demandas laborales contra la EMT. Entre ellas, reclamación de medidas en materia de seguridad en el trabajo y prevención de riesgos laborales de los conductores; adaptación de la jornada laboral de los trabajadores con cargas familiares; negativa a la imposición de la jornada irregular o turnos partidos; y conflictividad también con respecto a las vacaciones.

Vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical

Por todo ello, la sentencia estima que:

“…la decisión empresarial de denegar las peticiones de acumulación de crédito horario sindical formuladas en fechas 29 de abril de 2020 y 8 de diciembre por (…) en su condición de delegado sindical de USO vulnera los derechos fundamentales a la tutela juridicial efectiva en su vertiente de garantía de indemnidad así como a la libertad sindical…”

La sentencia condena a la empresa EMT “a estar y pasar por dicha declaración, a cesar de forma inmediata en la actuación contraria a los derechos fundamentales señalados y a indemnizar a cada uno de los trabajadores demandantes y al sindicato Unión Sindical Obrera en la suma de 1.000 euros”.

Ya que, fundamenta, parte “de la premisa de que toda lesión de un derecho fundamental comporta la existencia de un daño, la aplicación de la doctrina expuesta conduce a la condena de la empresa al pago de una indemnización a cada uno de los demandantes, así como al sindicato USO, que se cuantifica en 1.000 euros”.

Despido nulo e indemnización para cada uno de los tres afiliados de USO en Operalia

Despido nulo e indemnización para cada uno de los tres afiliados de USO en Operalia

Sentencia a favor de las personas trabajadoras por vulnerar su libertad  sindical  en empresa de paquetería de Amazon en Cantabria

La empresa de paquetería por carretera Operalia, junto con su principal cliente, Amazon Spain, han sido condenadas por vulnerar el derecho a la libertad sindical de tres trabajadores conductores que habían sido despedidos coincidiendo con la formalización de la sección sindical de USO en la empresa. En sendas demandas presentadas por los trabajadores y USO-Cantabria ante el Juzgado de lo Social de Santander, nuestro sindicato solicitaba la nulidad de los despidos. La Sala ha fallado a nuestro favor.

La empresa AT Operalia SL decidió despedir a los tres trabajadores alegando “baja producción”. Estos despidos, sin embargo, coincidieron con la creación de la sección sindical de USO en la empresa por parte de estos tres conductores. Dicha sección se había formalizado el 6 de julio de 2020 y el primer despido se produjo el 17 de julio de 2020. Los otros llegaron unos días después, el 4 de agosto.

Los sindicalistas de USO-Cantabria alegaron en sus respectivas demandas que la contrata de Amazon Spain Services SL estaba vulnerando el derecho a la libertad sindical con sus despidos. Operalia, por su parte, alegó que desconocía la actividad sindical de nuestros compañeros.

Sin embargo, en los hechos de los autos consta que los trabajadores han acreditado los indicios de violación del derecho fundamental. Entre las pruebas aportadas, figura la coincidencia de fecha del registro de la sección sindical de USO en Operalia y la búsqueda de apoyos para formar una candidatura electoral bajo nuestras siglas con la fecha de los despidos.

“(…) por la documentación presentada, de la que destaca una actuación conjunta hacia los tres trabajadores que dispusieron la creación de la sección sindical de USO en la empresa.”, recoge la sentencia. Que también relata que la consecuencia directa de dichos despidos es que en la empresa se suprimió la sección sindical recién nacida.

En los indicios presentados por los tres compañeros despedidos para demostrar la persecución sindical figura también que la empresa les ofreció una indemnización por despido improcedente. Una práctica que no es común, sobre todo si el verdadero motivo fuera el que se les achacaba, la baja productividad. Una causa que la empresa no pudo demostrar con ningún valor objetivo.

Este reconocimiento por parte del empresario de la improcedencia del despido, nada más producirse, cargaba de argumentos y razón las demandas de los integrantes de la sección sindical de USO. En concreto, la sentencia recoge parte de una de las cartas de despido: “Asimismo, le comunicamos que queda a su disposición en las oficinas, la cantidad correspondiente a la liquidación de haberes hasta la fecha sin extinción”.

Sobre la libertad sindical, existe abundante jurisprudencia constitucional. En este sentido, deja claro que “la libertad de afiliarse o de no afiliarse a un sindicato debe ser protegida frente a todo acto de injerencia y no suponer ningún perjuicio económico o profesional para los trabajadores”.

La sentencia del Tribunal Constitucional STC 74/1998 definió la garantía de indemnidad como “cualquier diferencia de trato por razón de la afiliación sindical o actividad sindical de los trabajadores y sus representantes, en relación con el resto de los trabajadores”.

Con base en jurisprudencia y en las propias pruebas, ambas sentencias condenatorias a Operalia reconocen la vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical. Declaran la nulidad de los tres despidos e imponen indemnizaciones por parte de la empresa a los trabajadores.

A los indicios se unía la naturaleza de las cartas de despido. En ellas no se especifica ni se desarrolla la causa que alegaba la empresa. Constaba una causa genérica, sin ningún tipo de prueba que la refrendara, “sin comparativa alguna”, lo que privaba a los trabajadores de poder presentar una defensa frente a los motivos alegados para su despido, “al ser un mero documento autoconfeccionado, que además genera indefensión”.

Añade el auto que “no constan otros despidos similares en la empresa: ‘por baja producción’”.

Además de la consideración del despido como nulo, la sentencia recoge la indemnización solicitada por los trabajadores. Y lo hace, además, de forma muy dura con la empresa Operalia.

En el presente caso se considera adecuada la indemnización instada de los 6.251 euros, y ello porque no solo se actuó de una forma manifiesta contra la libertad sindical, sino porque se hizo utilizando el arma más devastadora para el trabajador -y los trabajadores de alrededor-, que es el despido inmediato.

En consecuencia, la restitución de ese daño y la prevención a futuro de comportamientos similares, hacen ponderada la indemnización solicitada de 6.251 euros, a cuyo pago se condena a la empresa AT Operalia S.L.

Igualmente, por no comparecer a la mediación en el Orecla, la sentencia le impone las costas a Operalia. No así a Amazon, que no estaba citaba en el servicio de mediación cántabro.

USO-Cantabria ya ha convocado elecciones sindicales en la empresa Operalia, lideradas por estos tres trabajadores.

«Es una pena que en el siglo XXI las empresas sigan vulnerando la libertad sindical, sin entender la importancia de tener a la representación sindical como interlocutores entre plantillas de trabajadores y empresas.
Nos alegramos de la sentencia y damos la enhorabuena a los compañeros, así como a la asesoría de USO Cantabria», señala Fernanda Correia, Secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de la Federación Estatal de Servicios.

La Audiencia Nacional da la razón a USO en relación al plan de retribución variable en Digitex

La Audiencia Nacional da la razón a USO en relación al plan de retribución variable en Digitex

La Audiencia Nacional da la razón a USO en relación al plan de retribución variable en Digitex en los centros de la Carolina (Jaén) y León

El día 6 de abril se celebró el juicio en la Audiencia Nacional sala de lo social del plan de retribución variable (PRV) del servicio técnico 1002, por la demanda interpuesta  por el sindicato USO.

En el mes de septiembre de 2020 la empresa unilateralmente cambio el PRV, empeorándolo con respecto al que tenían desde hacia mas de 1 año.

Desde USO siempre se ha considerado que se estaba realizando una modificación sustancial económica que repercutía en todo el servicio técnico de los centros de La Carolina (Jaén) y León y es por ello  que se interpuso la demanda.

Tras celebrarse el juicio el  juez ha dado la razón a USO, considerando que ha habido una modificación e instando a las partes a abrir una mesa de negociación en los términos del art. 41 ET, para la modificación del sistema de incentivos, por ello, la empresa tendrá que demostrar los motivos de la modificación y si no lo demostrara, el juez emplazaría a volver a la Audiencia Nacional.

Se tendrá que  retrotraer el  PRV TÉCNICO 1002 al sistema existente en el mes de septiembre de 2020, recalculando los incentivos desde ese mes, manteniendo la estructura del plan de incentivos (tramos, precios, incentivo 2,…) modelo que se tenía antes de la modificación de septiembre de 2020, pero actualizando a los porcentajes del KPI,s a los actuales exigidos por el cliente.

A la demanda promovida por USO, se ha sumado el resto de secciones sindicales con representación en Digitex, que también junto con USO han firmado este acuerdo.

 

Ryanair ha vuelto a ser condenada por la Audiencia Nacional por vulneración de los derechos de libertad sindical

Ryanair ha vuelto a ser condenada por la Audiencia Nacional por vulneración de los derechos de libertad sindical

Después de la sentencia por cesión ilegal de trabajadores, Ryanair ha vuelto a ser condenada por la Audiencia Nacional por vulneración de los derechos de libertad sindical y el derecho de huelga de los trabajadores que participaron en los paros convocados en septiembre de 2019.

En la última sentencia de la Audiencia Nacional se condena a Ryanair a indemnizar a cada sindicato con 30.000 euros y a reponer a los trabajadores que participaron en la huelga de septiembre de 2019 el bonus de productividad mensual por importe de 150 euros mensuales. De este solo se deducirá la cantidad 5 euros por cada día de participación en dicha huelga.

Defensa del derecho de huelga

La Audiencia Nacional es muy clara en su pronunciamiento al defender que el derecho de huelga “no sólo supone para el trabajador el derecho a la suspensión de su obligación de trabajar, sino que impone al empresario limitaciones en su poder directivo y organizativo que se ve legítimamente constreñido por la afectación que le causa la huelga en una doble vertiente: perjuicio al proceso productivo e interdicción de las decisiones que pudieran suponer una intromisión en el ejercicio de la huelga”.

Tras analizar los hechos denunciados por USO y SITCPLA, el tribunal ha acreditado que Ryanair “tomó decisiones intrusivas en el ejercicio de la huelga que se vio perjudicada y en consecuencia el derecho de libertad sindical de las organizaciones convocantes, ejercicio de la actividad sindical del que forma parte de su núcleo esencial”.

“Esta sentencia demuestra que Ryanair vulneró los derechos fundamentales de la plantilla en la huelga de septiembre del 2019, llevando a cabo toda clase de malas prácticas antisindicales, impidiendo el legítimo derecho de los trabajadores a hacer huelga”, recalca Raquel Bautista, responsable de Comunicación de USO-Ryanair. Además, se pone de manifiesto que se incumplió el decreto de servicios mínimos emitido por el Ministerio de Transportes, decisión administrativa ya de por sí nula tras la impugnación de los sindicatos ante los juzgados de lo contencioso.

Huelga contra el cierre de bases en Canarias y Girona

Esta sentencia hace referencia a las jornadas de huelga de septiembre de 2019 contra el cierre de las bases de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Girona y las extinciones de contratos de trabajo anunciadas por Ryanair que afectarían todos los tripulantes que prestaban servicios en esas bases.

Los sindicatos solicitaron a la empresa la relación de vuelos protegidos por servicios mínimos, así como el número de tripulantes en servicio de imaginarias en esas bases durante la convocatoria de huelga. Sin embargo, Ryanair no remitió dicha información, sino que, además, realizó una encuesta previa a través de correo electrónico para conocer qué trabajadores iban a secundar o no la huelga.

Así mismo, Ryanair incurrió en el uso abusivo de su poder de dirección mediante la asignación de guardias sin especificar el servicio mínimo que tendrían que cubrir, pues se asignaban a los trabajadores la totalidad de los vuelos declarados como protegidos, fuesen o no de su base.

En este sentido, la sentencia de la Audiencia Nacional es muy clara: “se aprecia que todas estas medidas van orientadas a incidir en el ejercicio del derecho por parte del empresario amenazando con pérdidas salariales indebidas, hiperprotegiendo el acceso al trabajo y no participación en la huelga y promocionando el esquirolaje”.

La empresa de reparto de productos Amazon en Santander condenada por vulneración de Derechos Fundamentales

La empresa de reparto de productos Amazon en Santander condenada por vulneración de Derechos Fundamentales

La empresa de reparto de productos Amazon en Santander condenada por vulneración de Derechos Fundamentales

      • Despidió a tres sindicalistas de USO en el momento que intentaron organizarse.
      • Según la sentencia, AT Operalia reprimió la libertad sindical “utilizando el arma más devastadora”

 La empresa contratada por Amazon en Santander, AT Operalia, ha sido condenada por el Juzgado de lo Social Nº5 de Santander, por vulneración de Derechos Fundamentales a la libertad sindical. Esta empresa de reparto, cuyo único cliente es Amazon Spain Services S.L, despidió a tres trabajadores una vez constituyeron la  sección sindical de USO.

Los servicios jurídicos de USO, con el letrado Eduardo Porcelli, demandó la nulidad de los tres despidos  y la condena a la empresa de reparto de productos Amazon por una vulneración muy grave de los derechos fundamentales. El Juzgado de lo Social  Nº5 de Santander ha sido el primero en emitir sentencia ya que la vista de los despidos ha recaído en tres juzgados diferentes.

Según el magistrado de lo Social Nº 5, Don Ramón Gimeno Lahoz,  que ha dictado la sentencia, la empresa “reaccionó de forma fulminante contra los trabajadores que dispusieron la creación de sección sindical de USO en la empresa”  y por ello procede declarar “que la actuación de la empresa despidiendo al actor, constituye una vulneración del derecho fundamental a la libertad de sindical, que lleva aparejada la nulidad del despido, la readmisión inmediata y abono de los salarios dejados de percibir”.

 Por otro lado, Gimeno Lahoz ha considerado que la empresa “actuó de una manera manifiesta contra la libertad sindical  y ello lo hizo utilizando el arma más devastadora para el trabajador/a – y los trabajadores y trabajadoras  de alrededor – que es el despido inmediato”. Por ello el magistrado condena por daños morales a una indemnización al trabajador de 6.251 euros e impone el abono de costas a la empresa demandada.

Una controversia con trascendencia para el sector y que ha quedado despejada en la sentencia, es que la actividad del reparto de paquetería se ha situado en el Convenio Colectivo del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera de Cantabria, tal y como demandó USO. La empresa mantuvo durante la vista que el convenio de aplicación era el Convenio de Mensajería estatal, más lesivo para los intereses de los trabajadores del sector.

Aunque la sentencia admite recurso de suplicación y por tanto no es firme, USO confía en resulte un freno importante a la ley de la selva que parece imperar en las empresas que trabajan en exclusiva  para las grandes multinacionales de la nueva economía. Para USO la contundencia de esta  sentencia, y que espera que las dos que quedan  aún por conocer sean similares, lanza un mensaje muy claro a las poderosas firmas: No hay atajos y no se puede generar gigantesco beneficios degradando y pisoteando los derechos de los trabajadores.

Por último, USO exige a Amazon que garantice a  sus contratas el cumplimiento de la legalidad laboral ya que si bien la sentencia acoge la excepción de legitimación pasiva a la multinacional  sí la considera “interesada” en la sentencia.