Seleccionar página

«Las personas que trabajan en el Contact Center están teniendo graves problemas para llegar a final de mes»

«Las personas que trabajan en el Contact Center están teniendo graves problemas para llegar a final de mes»

Nos recibe en las oficinas del sindicato en una calle céntrica de Madrid, en el exterior arde el asfalto, no es un obstáculo insalvable, está acostumbrado a lidiar con cualquier tipo de clima. David Sánchez, coordinador estatal de la Federación de Servicios, llega puntual a la cita, sin síntomas de cansancio por la canícula que sufre estos días la capital; camisa clara, pantalones vaqueros azules, mirada cristalina y un semblante que denota honestidad, sus palabras van a la zaga, se muestra sereno pero contundente a la hora de analizar la realidad laboral en el sector de Contact Center, uno de los más golpeados por la crisis.

P. ¿En que situación se encuentra el Contact Center en nuestro país?

R. El sector del Contact Center se caracteriza por su tremenda precariedad a todo los niveles laborales: entre otros podríamos señalar los bajos salarios, la jornada parcial es la mayoritaria en los centros  (la media se sitúa en  30 horas de jornada y un 70% de las personas trabajadoras tienen esta modalidad de contratación) la enorme inestabilidad en el empleo por la falta de una subrogación real, la imposibilidad de conciliación  de la vida laboral y familiar, la ausencia de una carrera profesional y una alta tasa de enfermedades debida al estrés.

P. ¿Cómo está afectando la fuerte tasa de inflación a los trabajadores y trabajadoras del sector?

R. Hay que tener en cuenta  que las 100.000 personas que trabajan en los call center cuentan con nóminas muy bajas que no llegan a 1000€ ( de hecho el SMI ya ha absorbido el salario del nivel profesional de  Teleoperador)  nuestros sueldos están siendo literalmente devorados por la inflación. Los teleoperadores y teleoperadoras tienen serios problemas para llegar a final de mes y es prácticamente imposible que un trabajador de este sector que viva en una gran ciudad como Madrid, Barcelona o Bilbao pueda permitirse vivir solo, tener un automóvil  o plantearse un proyecto de familia.

P. ¿Qué opinión tiene la Federación de Servicios de USO respecto a las nuevas fusiones de empresas: Konecta/Comdata y Majorel/Sitel?

R. El sector se encontraba en una fase de consolidación  y todo parece indicar que vamos a entrar en  una fase de concentración empresarial o en su caso de un posible modelo de oligopolio. De hecho, este  mismo mes de julio la Comisión Europea ya ha dado luz verde a la fusión entre  Konecta y Comdata.

P. ¿Cómo cree que quedará el paisaje empresarial en los call center, repercutirá favorablemente en la mejora de las condiciones de las plantillas?

R. Desde USO somos muy cautelosos con estas fusiones porque la experiencia nos indica que siempre que se producen este tipo de operaciones mercantiles al final siempre las paga el trabajador, terminan conllevando reestructuraciones, y, en mucho casos, destrucción de empleo mediante despidos colectivos. Además, este es un sector en el que las empresas licitan con un margen mínimo para obtener contratos y con unas cláusulas leoninas impuestas por los clientes. Esa mala praxis siempre termina repercutiendo en las personas trabajadoras, se les presiona y exige hasta la extenuación en pos de una rentabilidad imposible de conseguir con estas premisas, pienso, y no soy muy optimista, que esta concentración de empresas agudizará la problemática y los riesgos psicosociales de las plantillas.

P. ¿Por qué los rectores de estas compañías no apuestan por el trabajo a distancia y se está regresando a la actividad en las plataformas?

R. Las empresas del sector han perdido una oportunidad histórica para ganarse la confianza de sus plantillas. Cuando estalló la pandemia el 90% de los trabajadores se fue a casa a teletrabajar, y así ha sido hasta escasamente unos meses donde la mayoría de las empresas han empezado la desescalada. En virtud de la legislación establecida por el gobierno en este sentido, se han llevado negociaciones en muchas empresas y en casi ninguna ha habido acuerdo, y no ha habido acuerdo no por el interés de la parte social, si no por la total falta de interés patronal.

P. ¿Entiende la postura empresarial en esta cuestión crucial para la conciliación de la vida familiar y laboral?

R. Estamos esperando que nos demuestren con datos que el teletrabajo les haya supuesto un aumento de los costes económicos, una disminución de la productividad, la imposibilidad técnica de su realización, un desajuste organizativo o el aumento de absentismo. Se puede decir más alto pero no más claro: la empresas del sector no quieren el Teletrabajo y demuestra la inmadurez de las compañías y de la CEX, (Asociación de Compañías de Experiencias con el cliente) que siguen prefiriendo el modelo presencial porque creen que así la gente trabaja mejor, es la política del látigo.

P. ¿Cree que el marco jurídico laboral español favorece el trabajo a distancia, o, por el contrario, todavía queda mucho camino por recorrer?

R. Es verdad que el gobierno ha hecho un esfuerzo por el Teletrabajo, las circunstancias lo requerían,  con un primer real decreto y luego una Ley, pero ambos textos normativos adolecen de una obligación, o cuanto menos, de unas medidas concretas que realmente animan  a las empresas y les hagan ver las ventajas de implementar el Trabajo a distancia.  Ha faltado una política activa por parte de la administración pública de promoción e incentivación del trabajo a distancia.

P. ¿Qué opina del aumento de contratación a través de ETT en estas compañías?

R. Es una lacra que se ha extendido por el sector. empresas como GSS, Majorel, Atento o Intelcia están haciendo un uso abusivo de las mismas, en algunas se ha llegado a tener un 20% de personal por ETT.  Se contrata a trabajadores por ETT  no para atender picos productivos estacionales sino para atender demanda productiva estable y consolidada en la compañía, que a juicio de USO es fraudulento y va en contra totalmente del origen y la finalidad que tiene la contratación para las ETT. USO estamos totalmente en contra de este modelo de contratación empresarial y ya hemos puesto varias denuncias en la Inspección de Trabajo por este asunto. 
Continuará………

La subida del 2’5% a cuenta de los atrasos del convenio es una manzana envenenada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Calcula para acceder + 54 = 56

Categorías

CAMPAÑAS

Share This