Seleccionar página

Para reducir los accidentes de trabajo USO reclama más vigilancia

Para reducir los accidentes de trabajo USO reclama más vigilancia

Los accidentes de trabajo en noviembre alcanzaron la cifra de 1.051.872. Según los datos de la Estadística de Siniestralidad, hasta noviembre se produjeron 527.448 accidentes de trabajo con baja y otros 524.424 accidentes que no causaron baja. Comparando las cifras con el mismo periodo del año anterior, los accidentes con baja experimentaron un aumento del 18,7% y del 9,6%, los accidentes sin baja.

En los once primeros meses del 2021, 649 personas trabajadoras perdieron la vida en el trabajo o en el camino de ida y vuelta del mismo. Esta cifra se redujo en un fallecido con respecto a noviembre de 2020.

Desde USO consideramos preocupante y alarmante el continuo aumento de las cifras totales de accidentes y las cifras absolutas de fallecimientos en el trabajo, a pesar de la mínima reducción que se aprecia en noviembre.

Por ello, USO reclama a los Institutos Regionales de Seguridad y Salud, en concreto a los que tienen una mayor incidencia de mortalidad respecto a la media de personas afiliadas a la Seguridad Social, que coordinen con la Inspección de Trabajo políticas de vigilancia y campañas de concienciación para hacer descender estas estadísticas y proteger la salud laboral y la vida de las plantillas.

Siniestralidad laboral hasta noviembre de 2021

Del total de accidentes con baja, se produjeron 458.775 accidentes en jornada de trabajo y 68.673, in itinere. La variación en relación al año anterior se situó en un 16,9 % más para los accidentes en jornada y en el 32,5% para los accidentes in itinere. Por situación profesional de los accidentes con baja, se produjeron 495.666 accidentes en personas asalariadas y 31.782 accidentes en personas por cuenta propia.

Tanto los accidentes leves y graves en jornada laboral han aumentado, registrándose 66.129 accidentes más en el caso de los leves (17%) y 224, en el caso de los graves (7%).

En cuanto a los accidentes in itinere, se produjeron 791 accidentes considerados como graves y 67.764 como leves, con un aumento de un 32,9 % y 7,8 %, en cada nivel de gravedad.

649 personas muertas en el trabajo

Un total de 649 personas han fallecido en el trabajo. Se ha producido un descenso de 19 fallecimientos en jornada laboral respecto al mismo período de 2020, es decir, un 3,5 % menos. Sin embargo, las muertes de trabajadores in itinere han aumentado en 18 con respecto a noviembre de 2020, hasta los 118 fallecidos.

Por sectores de actividad, el sector más perjudicado vuelve a ser el sector servicios, con un aumento del 10,5 % en el número de accidentes mortales. En el lado opuesto, el sector en el que más se ha conseguido reducir la mortalidad es en el sector agrario con un 42% menos.

Por ocupación, los conductores, trabajadores de la construcción y los peones de la agricultura, pesca, construcción, industrias manufactureras y transportes son los que mayores cifras de muertes en el trabajo registran. Se puede comprobar su relación con el lugar donde se ha producido ya que 281 han sido en el centro de trabajo, 69 en otro centro de trabajo y 181 en desplazamiento durante la jornada laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

CAMPAÑAS

Share This
A %d blogueros les gusta esto: