Seleccionar página

Aumentan un 18,3% los accidentes de trabajo de enero a mayo

Aumentan un 18,3% los accidentes de trabajo de enero a mayo

De enero a mayo se produjeron un total de 447.104 accidentes, un 18,3% más que en 2020, según la estadística de accidentes de trabajo USO reclama medidas urgentes frente a la siniestralidad

Tras el ciberataque de la web del Ministerio de Trabajo, continúa la publicación, con meses de retraso, de la Estadística de Accidentes de Trabajo, que sigue plasmando un aumento constante de la siniestralidad laboral.

De enero a mayo de 2021 se han producido un total de 447.104 accidentes de trabajo, un 18,3% más que en 2020. De estos, 222.692 fueron con baja, mientras que 224.412 no generaron baja. Si se comparan estos datos con respecto a 2020, los accidentes con baja aumentaron un 23% mientras que los accidentes sin baja lo hicieron en un 14%.

Del total de accidentes de trabajo con baja, 192.805 se produjeron en jornada de trabajo y 29.887, in itinere. Los primeros se incrementaron un 21,3% y los que tuvieron lugar in itinere, un 35,4%, respectivamente, con respecto al primer semestre de 2020. 209.222 accidentes se produjeron en asalariados y 13.470 en trabajadores por cuenta propia.

Los accidentes en jornada de trabajo tanto leves como graves aumentaron en un 21,5% y un 8,5%, respectivamente. En cuanto a los accidentes in itinere, los leves experimentaron un incremento del 35,8%, mientras que en el caso de los graves este incremento fue del 9,5%.

Con el aumento de la actividad se produce un peligroso aumento de los accidentes de trabajo en jornada e in itinere al iniciarse la vuelta a la presencialidad de quienes estuvieron teletrabajando. Este fenómeno no debiera ser una consecuencia lógica, ya que si las medidas preventivas fueran las adecuadas, el aumento de la actividad no conllevaría este aumento de la siniestralidad.

Además, las principales causas de accidentes (atrapamientos, caídas en altura, aplastamientos, impactos, etc.) denotan que se produjeron por falta de evaluación y medidas de prevención, así como por la precariedad laboral, la falta de formación y los ritmos de trabajo inasumibles.

De enero a mayo de 2021, 279 trabajadores perdieron la vida en accidentes de trabajo: 225 de estos accidentes mortales se produjeron en jornada (209 hombres y 16 mujeres) y 54, en el trayecto de ida y vuelta del trabajo (47 hombres y 7 mujeres).

La mortalidad en el trabajo se redujo en este período en 9 fallecimientos, lo que supone una reducción porcentual del 3,1% respecto de 2020.

Industria manufacturera, construcción y comercio y reparaciones de vehículos son los sectores económicos con mayor incidencia de muertes en el trabajo. Por comunidades, Andalucía, Cataluña y Madrid lideran estos trágicos accidentes laborales.

A pesar de la puntual reducción de la mortalidad en este período, las cifras de muertes en el trabajo siguen siendo inasumibles. Desde USO solicitamos un Pacto de Estado para luchar contra la siniestralidad laboral y las Enfermedades Profesionales, en el que se escuche a todos los actores implicados, con pluralidad. Seguimos denunciando, al igual que lo hicimos ante el Fiscal de Siniestralidad Laboral, que el hecho de que el trabajo cueste la salud o la vida no es una prioridad, ni un problema de Estado. Lamentablemente, Administraciones y sociedad han asumido que el precio a pagar por tener trabajo puede ser tu vida.

Desde USO exigimos que, para que se pueda realizar un trabajo coordinado y efectivo, debe de invertirse y reforzarse con recursos humanos tanto a Inspección de Trabajo como a los Institutos de Salud Laboral y a la Fiscalía de Siniestralidad Laboral.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Calcula para acceder 5 + 2 =

Categorías

CAMPAÑAS

Share This