LAS TRABAJADORAS DE LIMPIEZAS RASPEIG EXIGEN EL PAGO DE SUS NÓMINAS

Las trabajadoras de Limpiezas Raspeig se han concentrado frente al Palau de la Generalitat de Valencia para exigir el pago de sus nóminas. El pasado mes de febrero ya realizaron una huelga por este mismo motivo ya que, en aquel momento, la empresa les adeudaba la nómina de tres meses, más pagas de verano y navidad.

La empresa, que se encarga del servicio de limpieza de diversos centros escolares en la Comunitat Valenciana, adeuda las nóminas de mayo y junio, así como la liquidación donde se incluye la paga de beneficios y de verano.

Además, cerca de unas 500 trabajadoras de Limpiezas Raspeig a lo largo de toda la Comunitat Valenciana poseen la categoría de fijas discontinuas, y durante estos meses de verano se encuentran en situación de desempleo hasta su reincorporación en septiembre.

La empresa continúa con sus prácticas y, de momento, no hay ninguna solución cercana. El pasado miércoles, el comité de empresa se reunió con la Generalitat sin alcanzarse ningún tipo de acuerdo.

USO, que solicitó al Gobierno de la Comunidad Valenciana la rescisión del contrato con la empresa Limpiezas Raspeig-Netalia ante los continuos impagos que sufren las trabajadoras, exige que se abonen las nóminas inmediatamente así como el cambio de categoría de estas trabajadoras.