Sevilla, 05 de Febrero del 2018.- La sección Sindical de USO en Konecta BTO de la sede de la Cartuja, Sevilla, ha pasado a la ofensiva nuevamente, tras apoyar la huelga del 11 de enero y respaldando a la sección de la CGT de la misma sede, con concentraciones los días 6 y 20 de febrero. Piden a los trabajadores que se solidaricen en sus descansos para dar visibilidad al grave problema respecto al gran porcentaje de eventuales, cargas de trabajo insoportables y denunciar la precariedad de los trabajadores de la plataforma. USO denuncia que desde Konecta no se está reconociendo la categoría salarial de Gestor telefónico, en las campañas de recobros y venta, ya que la empresa no interpreta que el convenio recoja exactamente y punto por punto las funciones que estos compañeros ejercen y les deja en la única categoría que no pueden esquivar, la del teleoperador Especialista a la que se accede al año de prestar servicios. Los delegados de USO también denuncian la altísima carga de trabajo que salió reflejada en los Psicosociales que se realizaron en el centro de La Cartuja y tras solicitar reuniones para poder buscar soluciones para abordar el tema, tanto a nivel de secciones sindicales como a nivel de comité, no han recibido ninguna respuesta por parte de los responsables de Konecta. Los trabajadores, ya fueron convocados a una huelga, el pasado 11 de enero, que fue absolutamente infructuosa, ya que la empresa se limitó a aumentar las jornadas de los eventuales, la otra gran espina, un porcentaje altísimo de trabajadores con contratos en precario, con jornadas que suben y bajan según necesidad de la empresa y sin ninguna estabilidad, que son tratados como mera mercancía. La Sección de USO de Konecta BTO, La Cartuja, Sevilla, se concentrará frente a la puerta de entrada a Konecta que se comparte con la Cafetería Da Vincci el:06 de Febrero de las 16h a las 17h y el 20 de Febrero de las 11h a las 12h, y os piden dar visibilidad a la precariedad del sector contact center y a luchar para la mejora de las condiciones.

Nuestras compañeras, jusnto al resto del comité de empresa en la puerta de Konecta, La cartuja.